No queremos la OTAN, no queremos bases militares en nuestra tierra… A la Base de Rota contra las guerras del capital

10402937_708030239278017_6701416218248496342_n

En Sanlucar lxs compañerxs del 22M y muchxs mas saldremos

– A las 09.45 de la estación de Autobuses….y

– A las 10.00 de la Cooperativa de la Caridad.

No queremos la OTAN, no queremos bases militares en nuestra tierra.

No queremos llevar la muerte, la destrucción, la miseria y el hambre a otros pueblos hermanos para enriquecer y aumentar el poder de los mismos que nos empobrecen a nosotrxs, de los que nos despiden, nos desahucian, nos encarcelan, los que privatizan y desmantelan las empresa y servicios públicos… los que se apropian de nuestros recursos por cientos de miles de millones para ¡pagar su deuda!. Los que se apropian de nuestra soberanía con la complicidad de los partidos, organizaciones e individuos que sirven a los intereses de su clase, …y la de los que practican la colaboración de clase.

Queremos trabajo o renta básica, queremos vivienda con agua corriente, con luz eléctrica, escuelas, hospitales…, queremos vivir con dignidad, y en armonía con el medio y con los demás pueblos… Y las Bases, la OTAN , el acuerdo de libre comercio Europa-EE.UU(Apoyado por PP-PSOE-UPyD-CiU), el FMI, el BM, y el sistema de terror que sustentan impiden el desarrollo de nuestras vidas, la soberanía de nuestra clase y de nuestros pueblos… por eso desde esta modesta asamblea invitamos a participar en la 29 marcha a Rota el próximo domingo. Convocada por la Plataforma Andaluza contra las Bases, y en la que participamos las organizaciones y colectivos del 22M (Marchas de la dignidad)

En Sanlucar lxs compañerxs del 22M y muchxs mas saldremos

– A las 09.45 de la estación de Autobuses….y

– A las 10.00 de la Cooperativa de la Caridad.

Salud …y poder popular.

Asamblea local del SAT Sanlucar

 

MANIFIESTO INTERNACIONAL CONTRA LA GUERRA Y CONTRA LA OTAN
Anuncios

Grupos fascistas alentados y protegidos por el poder, sus instituciones y medios. Comunicado del SAT-Juventud y SAT-Campo de Gibraltar

Comunicado ante los hechos ocurridos el pasado día 22 en la manifestación estudiantil en Algeciras.

stop_represionEl pasado día 22 de octubre, con motivo de la huelga de estudiantes convocada a nivel estatal se produjo en la ciudad de Algeciras una concentración en la Plaza Alta, la cual se convirtió en una manifestación con destino a la Escuela Politécnica. Durante el recorrido de la misma se produjo un incidente con unos jóvenes identificados con la extrema derecha de la ciudad, que portando una bandera nacional española increparon y amenazaron  a las personas participantes en la acción reivindicativa.  Ante esta situación una joven manifestante se acerco a la insignia y con un mechero hizo el gesto de querer quemarla, como acto meramente simbólico. Ante lo cual recibió mayores insultos por parte de los portadores de la bandera, así como diferentes amenazas, que se extendieron al grupo de jóvenes que se acercó a defenderla.

Denunciamos que el medio de comunicación HoraSur Digital, dirigido Leandro Castelló y financiado con dinero público del Ayuntamiento de Algeciras, publicó en su web la foto de la joven, menor de edad, junto a un texto que llamaba a la persecución pública y a la reprimenda social. Lo que llevó a esta chica a recibir amenazas e insultos por parte de diferentes personas, de la extrema derecha de nuestra ciudad y relacionadas con el grupo fascista “Respuesta Estudiantil”. Esta actitud de protección y promoción del fascismo en nuestra ciudad por parte del propio Ayuntamiento, de los medios de comunicación y de la policía lleva produciéndose desde hace tiempo y la situación es cada día más tensa y peligrosa. Mientras se dedican a perseguir a la juventud combativa que lucha por sus derechos con mentiras y falsas informaciones en sus medios de comunicación, los cachorros fascistas del poder son protegidos y ayudados por las instituciones, mientras día tras día se producen agresiones y amenazas cada día de mayor gravedad.

Ninguna de estas amenazas ni insultos recibidos por la joven y los que la arroparon durante la marcha fue denunciado por el medio que dirige el exandalucista Castelló que fue promotor a través de su medio de comunicación de este linchamiento público. Otros medios de comunicación, como AlgecirasAlMinuto, llegaron a afirmar que se había producido la quema de la bandera al final de la misma, algo que es rotundamente falso, pues ni siquiera hubo intención por parte de la joven de realizar dicha acción.

También queremos destacar que al final de la marcha, la Policía procedió a identificar a varios jóvenes con el fin de Captura de pantalla 2014-10-29 a la(s) 21.17.48iniciar un proceso sancionador por participar en una manifestación no autorizada, pues la organización convocante de la misma no había llevado a cabo los trámites administrativos pertinentes y se desentendió del normal transcurso de la misma, con el total desconocimiento de esto por parte de la gente que participaba. Como sindicato obrero víctima de la persecución y la represión policial, mostramos toda nuestra solidaridad con estas personas, ofreciéndonos para ayudarlas en lo que pueda ser oportuno.

Así, condenamos la represión policial y la protección que en nuestra Comarca está teniendo el fascismo por parte de las autoridades y los medios de comunicación.

NOS TOCAN A UNA NOS TOCAN A TODAS.

SAT-Campo de Gibraltar

SAT-Juventud

cropped-banner-11

Video.Una familia sanluqueña logra paralizar su desahucio gracias al Sindicato Andaluz de Trabajadores de Sanlúcar (SAT)-22M

Los más de 100 vecinos sanluqueños congregados a las puertas de la casa de la familia Ramos acompañados por sindicalistas del SAT y por otro lado el abogado del SAT, Hugo Gómez, en el Juzgado de Instrucción Número Uno de Sanlúcar de Barrameda  (Cádiz) por medio de un escrito dirigido al Juez “han logrado paralizar” el desahucio en la mañana de hoy.

La familia de José Ramos Calvo, que hubieran tenido que abandonar la vivienda de inmediato en caso de procederse el desahucio, ha celebrado la noticia agradeciendo a los vecinos que han acudido en su apoyo y al Sindicato Andaluz de Trabajadores de Sanlúcar, SAT, “el calor con que nos han arropado en una situación tan delicada como la que hemos vivido hoy es de agradecer”. José se encuentra en situación de desempleo desde el 2007. No tienen ningún ingreso en la unidad familiar. Una de las miles de familias sanluqueñas afectadas por esta gran crisis que deja en situación de exclusión social a miles de hogares. Una de las tantas familias que se han hundido con la crisis, y que les ha impedido hacer frente al pago de su hipoteca durante estos últimos años.

El afectado insiste que su intención no ha sido “en ningún momento” dejar de pagar sus deudas, sino de paralizarlas hasta que encuentre un empleo y de esta manera no tener que abandonar una casa por la que tanto han luchado.

A la concentración, en apoyo de la familia afectada,  han acudido vecinos llegados en vehículos particulares, vecinos de la propia barriada, un gran grupo integrante de las corralas de la Dignidad de Sanlúcar y sindicalistas del SAT Sanlúcar-22m.

Fuente: http://www.sanlucardebarrameda.tv/node/15610

Soberania alimentaria. Yo ocupo tierras. Pablo González Corrales

“Soy Pablo, tengo 26 años y soy licenciado en Historia. Como jornalero mi primera experiencia fue con 16 años, en la recogida de la aceituna y, una vez he finalizado la Universidad, viene siendo mi trabajo más estable y continuo, desde finales de septiembre hasta enero aproximadamente. Un trabajo siempre para otros propietarios. Pero quiero que las cosas cambien, por eso estoy involucrado en un proyecto cooperativista en Sevilla. Se trata de una finca de 40 hectáreas de propiedad pública y cedida a una asociación de personas desempleadas y precarias para producción agroecológica; el proyecto se llama Isla Tercia. Por eso, también, desde el año 2011, junto a otros compañeros decidimos dar el paso de presentarnos como nuevo comité en el SAT-Gilena e involucrarme —desde la sensibilidad del SOC- a la lucha política del SAT. De nuestra lucha política es de la que quiero hablaros, y contagiaros: la recuperación de las tierras campesinas.

SAT movilizaciones

El 4 de marzo de 2012 aparecía la noticia de que un grupo de 500 jornaleros y jornaleras del Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras (SAT) ocupaban Somonte, una finca pública en Palma del Río, Córdoba. Fue una gran sorpresa para la inmensa mayoría de la población andaluza. Nadie, ni si quiera la población del medio rural andaluz se esperaba que en la “Andalucía Imparable” de la segunda modernización (slogan de la Junta) existiera la conciencia de luchar por trabajar y vivir de un trozo de tierra, ya que lo normal parece ser esperar en un bar a que acabe la crisis y a que vuelva el trabajo en la costa, o bien trabajar por un jornal tratando de reunir las peonadas suficientes que permitan subsistir el resto del año.

Tras su I Congreso Nacional en diciembre de 2011, el SAT recoge en parte, la bandera de lucha de su principal motor, el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), e impulsa con fuerza la lucha por la recuperación de tierras, al grito de “¡Reforma agraria, ahora!”. Así, en 2012 no sólo se ocupó Somonte, sino también la finca militar de Las Turquillas en la Sierra Sur de Sevilla, que volvió a ocuparse el 1º de Mayo de 2013 junto a la finca La Rueda en la cora o comarca de La Loma, propiedad del BBVA.

Y desde luego, se ocupan espacios mentales.

LAS TURQUILLAS

Aquí os quiero hablar de mi experiencia personal de la recuperación de Las Turquillas ya que ha sido la acción en la que he participado directamente. Las Turquillas es una finca de aproximadamente 1200 hectáreas entre los términos de Osuna y La Lantejuela, en la Sierra Sur de Sevilla. Es una yeguada militar propiedad del Ministerio de Defensa del Gobierno de España y su explotación se basa en la cría de caballos y burros para el ejército español. De esas 1200 hectáreas, gracias a diez años de presiones y acciones del SOC se consiguió la cesión al uso de unas 350 hectáreas al Ayuntamiento de Osuna, actualmente gestionadas por una empresa pública llamada Turqgesa con buenos resultados en la producción y comercialización de plantas aromáticas, ajos, leguminosas y espárragos con certificación ecológica, creando puestos de trabajo prioritariamente entre personas desempleadas del régimen agrario y que no recibieran ningún tipo de ayuda o de prestación. Desde este punto de partida, hemos de entender cómo la finca de Las Turquillas es clave en la histórica lucha jornalera de esta comarca con altísimos índices de desempleo, en pleno corazón de Andalucía.

En 2012 y 2013 se han venido repitiendo las ocupaciones donde yo he podido estar presente, junto con centenares de personas de toda Andalucía, principalmente de pueblos de la zona. Ese grupo humano, con banderas andaluzas, banderas españolas de la II República y con la imagen del Che, saltó la barrera que prohíbe el paso a civil no autorizado, marchando hasta el punto de control justo en la entrada al cortijo, donde uniformados militares esperaban y recibían nuestras intenciones.

Ante la amenaza de que si se nos ocurría pasar el control y entrar al cortijo actuarían más de un centenar de guardias civiles armados de la unidad de intervención que lo custodiaban, se hizo una asamblea en la que se decidió, a última instancia, qué haríamos y con qué fuerzas contábamos. A mano alzada y por pueblos, contabilizamos la gente disponible para acampar junto a las puertas, donde nuestra acción se hacía más visible y facilitaba el abastecimiento y acceso a la zona.


     Animamos y llamamos a la juventud andaluza y de otros territorios a la recuperación de tierras, a la creación de cooperativas de trabajo agroecológico, a la organización para la defensa de nuestro territorio.   

Pusimos en práctica la resistencia, con comisiones de los pueblos de alrededor que cuidaron de la comida, logística y otros asuntos. Se montaron tiendas de campaña y un sombrajo como espacio común para asambleas y comedor. Durante los primeros días nuestra acción simbólica fue la de poner en producción la tierra, escogiéndose un pequeño terreno de la finca y sembrándose un pequeño huerto, y realizando tareas de limpieza ya que la finca se encontraba en una situación de abandono prácticamente.

En 2012 el desalojo se efectúa después de 20 días de ocupación, siendo la estancia más larga y prolongada en la finca. En 2013 se nos desalojó la primera noche, pero mudamos el campamento de lugar y en el nuevo emplazamiento se resistió dos semanas. En ambas ocasiones, el desalojo se produjo de manera pacífica, pero con la identificación de las personas que ahí estábamos y la ‘correspondiente denuncia’ por parte de las autoridades. En este ámbito son incesantes los juicios, imputaciones, multas y demás fórmulas para reprender nuestras acciones.

EL AMOR CUANDO SE LLAMA LUCHA

Personalmente, la experiencia que se adquiere en una ocupación no puede ser más enriquecedora. Tampoco es fácil, pero para quien ama la tierra no hay mayor satisfacción que luchar por ella. Una toma de tierras es el reencuentro con nuestras raíces más profundas, el contacto directo con la tierra y con la lucha de nuestros antepasados. Es engrandecerse en valores como el de la dignidad y la solidaridad, compartiendo el botijo de agua y la comida que voluntariamente ofrecen de los pueblos cercanos. Sentir el peso de la Historia, con mayúsculas, cuando eres consciente de que por esto mismo lleva peleando y en muchas ocasiones muriendo, nuestro pueblo y tantos otros pueblos, desde hace siglos. Por una Reforma Agraria de verdad, que devuelva a las manos de nuestra gente lo que en su día órdenes militares, religiosas, nobleza y burguesía nos robaron, que a la juventud nos permita vivir en nuestro territorio sin tener que abandonarlo o ser explotada, y que la figura del campesinado recobre la dignidad que se merece.

Es por ello que, desde el Área de Juventud del SAT, siendo conscientes de que Nuestra Andalucía se desangra –por Despeñaperros– cada día más a causa de la política neoliberal de los Gobiernos de Sevilla y España; animamos y llamamos a la juventud andaluza y de otros territorios a la recuperación de tierras, a la creación de cooperativas de trabajo agroecológico, a la organización para la defensa de nuestro territorio frente a las amenazas del fracking, transgénicos y agrotóxicos, a la creación de grupos de consumo, etc., en definitiva, alternativas en pro de nuestra soberanía alimentaria, y de estar cada día más cerca de alcanzar la utopía que nos permita vivir en nuestros pueblos y barrios con la dignidad de nuestro esfuerzo, trabajo, sudor y en compañía de los frutos que nos da esta tierra.

Hay que devolver al campesinado andaluz la tierra que le fue arrebatada por derecho de conquista”, Blas Infante Pérez de Vargas, Padre de la Patria Andaluza.

Pablo González Corrales

Área de Juventud del Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras

Captura de pantalla 2014-10-27 a la(s) 17.19.24http://www.soberaniaalimentaria.info/images/descargas/sabc_18.pdf

Soberania alimentaria. La larga lucha por la tierra en Andalucía. Francisco M. Ruiz Conejero

Cuando estamos hablando, como en este número de la revista, de concentración y acaparamiento de tierras, es necesario atender el caso concreto de Andalucía, donde la fotografía del latifundio no es más que el resultado histórico y actual de muchos e injustos “acaparamientos”. Y este artículo (extracto de uno más extenso que estará disponible en la web), además de ofrecer un pequeño recuerdo histórico, nos sitúa en las luchas actuales.

andalucia01

LA CONFORMACIÓN DE LOS LATIFUNDIOS EN ANDALUCÍA

latifundismo en Andalucía nace y se consolida a través de dos procesos históricos. El primero es la conquista castellana de la Andalucía islámica que comienza en 1212 en las Navas de Tolosa (Jaén) y culmina en 1492 tras la toma de Granada. Una conquista que solo puede analizarse como un proceso colonial, por el que todo el territorio pasó a ser propiedad del Rey quien lo repartió a la Iglesia, nobles, militares, y a una minoría colaboracionista a la que se le permitió mantener tierras y bienes.

El segundo gran mecanismo legal de acaparamiento de tierras es el conocido como la Desamortización. En primer lugar la “Desamortización de Mendizabal”, a partir de 1836, destinada a pagar los ingentes gastos ocasionados por la Guerra carlista mediante la venta de los bienes de la Iglesia; y, en 1855, la “Desamortización de Madoz” en la que su pusieron a la venta 5.200 millones de hectáreas de las tierras de uso común que poseían los ayuntamientos y que suponían en muchos casos del único medio de subsistencia en el mundo rural.

LA LABOR REFORMADORA DE LA SEGUNDA REPÚBLICA

Reparar la situación latifundista andaluza ha sido un propósito repetido y fallido, pero hay que destacar los ‘intentos’ que se dieron durante la Segunda República. Uno de ellos fue la Ley de Bases de Reforma agraria de 1932 que, en un intento de redistribución de tierras, fijaba la extensión máxima de las fincas de secano en 400 hectáreas y en 30 las de regadío, y lo sobrante podría ser expropiado. Para ello se creó el Instituto de Reforma Agraria pero por falta de medios y por la “desidia” política apenas sí pudo llevarse a cabo.

Tras el intento de Golpe de Estado de Sanjurjo del 10 de agosto de 1932, se proclamó la Ley de Encartados de 24 de agosto de 1932, por la que se disponía la expropiación de bienes y derechos de cuantas personas naturales y jurídicas han intervenido en el pasado complot contra el Régimen, siendo expropiados sus bienes, que abarcaban los grandes latifundios de la ‘Grandeza de España’. En este caso fue la llegada de los conservadores de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) lo que anuló la expropiación de tierras a la ex-Grandeza, y no sería hasta la llegada al poder del Frente Popular cuando se volvió a poner en vigor, con el Decreto de 20 de marzo de 1936 sobre ocupación de tierras por utilidad social y el restablecimiento de la Ley de Bases el 19 de junio de 1936, que sí que se pudo hacer efectiva.

Pero a medida que el ejército franquista comenzaba a ocupar territorios, se devolvían todas las fincas anteriormente expropiadas por razones sociales. De hecho, en la mayoría de los casos, era una simple ocupación manu militari por sus antiguos dueños, sin que mediara ningún proceso legal ni control alguno del Estado. Se ejerció también una enorme represión sobre las y los colonos que habían sido instalados en virtud de las leyes de la Segunda República, a los que se les denominó cultivadores arbitrarios, siendo considerados directamente enemigos del Movimiento Nacional como castigo por haberse atrevido a cuestionar el orden establecido. Así, el 3 de mayo de 1938 se dicta la Ley de Recuperaciones Agrícolas, por la que se crea el Servicio de Recuperación Agrícola con el objetivo, según la Memoria de su creación, de “recabar los bienes usurpados por el marxismo a los agricultores, o abandonados por estos durante su éxodo forzado, y conseguir que la inevitable depresión agrícola, secuela de la guerra, no se dejase sentir intensamente en la nueva España forjada por la victoria del Caudillo”.


     La postura del SAT ha evolucionado desde “La tierra para el que la trabaja” a “El fruto de la tierra para el que la trabaja”.

Marcha obrera “Andalucía en pie”

andalucia02

Militantes del SAT en una acción en el Mercadona de Écija

andalucia03

LA REFORMA AGRARIA DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

Tras la muerte del general Franco, volvió a retomarse la cuestión agraria en el tercio meridional. Tanto los Pactos de la Moncloa firmados en 1977 como el texto constitucional de 1978, recogen -aunque no de manera explicita- la necesidad de una reforma agraria y abren posibilidades claras para llevarla adelante.

A pesar de algunas directrices previas, podemos concluir que fruto de la enorme presión social de las y los trabajadores del campo, en 1983 se firmó la Ley 8/84 de Reforma agraria de Andalucía. En ella se incluyen artículos en los que se acepta la expropiación como fórmula para el cumplimiento de la función social de la propiedad de la tierra o el pago de impuestos a las fincas que no cumplan con dicha función. Pero una sentencia de la Audiencia Territorial de Sevilla, ante un error administrativo, declaró nulas las primeras expropiaciones que se dieron en Antequera y puso fin a los anhelos de miles de andaluces y andaluzas. Fue, claramente, una decisión más política que judicial.

DOS PROPUESTAS DEL SAT

A lo largo de los años y tras calurosos debates, la postura del Sindicato Andaluz de Trabajadores ha evolucionado desde el grito “la tierra para el que la trabaja” a “el fruto de la tierra para el que la trabaja” entendiendo que la tierra es un bien público que debe ser de titularidad pública. En este sentido, el SAT se ha opuesto a las denominadas Reformas fundarias, que no es otra cosa que transformar fincas en minifundios, convirtiendo al colectivo jornalero en pequeño propietario de explotaciones totalmente carentes de rentabilidad que, a lo largo de los años, ya sea por herencia o por su adquisición por parte de fincas adyacente, terminan abandonadas o volviéndose a concentrar en pocas manos.

Se han desarrollado propuestas alternativas como las dos que describimos a continuación:

1. El Proyecto de Decreto-Ley de Patrimonio Agrario Andaluz, fue la respuesta que ofreció el SAT al Banco de Tierras que aparecía en los acuerdos de gobierno firmados por PSOE e IU para gobernar la Junta de Andalucía. Es una propuesta que se apoya en dos columnas fundamentales: la tierra publica debe cumplir una función social que no sea meramente la generación de jornales y la consecución de la Soberanía Alimentaria en Andalucía, según la Declaración de Nyéléni en el Foro Internacional de Soberanía Alimentaria celebrado en Mali en 2007.

En él se propone que anualmente se rescaten fincas dedicando a ello una partida del presupuesto; se impulsa la creación de circuitos cortos de distribución; las fincas se ceden en exclusiva a cooperativas sin animo de lucro que se comprometan a la inclusión de la mujer y de colectivos desfavorecidos así como a colaborar en proyectos de investigación y en proyectos en países en desarrollo; se proponen cultivos sostenibles y sociales; y se prohíbe el uso de transgénicos.

El proyecto, del que fui autor y que no es más que una actualización de la legislación que a día de hoy sigue vigente, ha contado con el apoyo de personas expertas como el profesor Juan Torres y, si hubiera la mas mínima voluntad política por parte del Gobierno bipartito de la Junta de Andalucía, ahora mismo podría aplicarse.

2. Por otro lado, pero bajo el mismo enfoque, también defendemos un Proyecto de Ley de Recuperación de los bienes y derechos públicos agrarios de la Segunda República Española en Andalucía. Hasta su autodisolución en la Declaración conjunta de la Presidencia y del Gobierno de la República Española en exilio, fechada en París el 21 de junio de 1977, la República Española fue un régimen democrático reconocido internacionalmente por numerosos Estados. Por otro lado, el Estado surgido tras la victoria en la Guerra Civil fue condenado en la Conferencia de San Francisco el de 19 de junio de 1945, al ser de origen ilegítimo y antidemocrático; y, más recientemente, en 2006, la Comisión Permanente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa condenó por unanimidad las múltiples y graves violaciones de los derechos humanos cometidas en España durante el régimen franquista, de 1939 a 1975. Por lo tanto, la Segunda República fue un régimen legal y sus actos administrativos gozan al día de hoy de plena legalidad, entre ellos las expropiaciones de fincas que se llevaron a cabo.

RUMASA, otra oportunidad cercenada

Otra oportunidad perdida para reformar el campo andaluz fue la expropiación de RUMASA, un holding fundado en 1961, propiedad de la familia Ruiz Mateos. El patrimonio agrario de RUMASA era enorme: Explotaciones Agrícolas Andaluzas, SA El Carrascal (413 hectáreas); La Torre (179); El Oidor (344); La Merced (279); El Suero (234); Mopa, SA: Cantarrijan (116 hectáreas); Alcoholes Núñez, SA: El Marchante (72 hectáreas); El Toril (487); La Romana (626); Cervantes (33); El Indiano (294); Los Brezales (119); Aquaterra, SA: Finca Monteenmedio (126 hectáreas); Viñedos Españoles, SA: Los Ranchiles (725 hectáreas); La Porida (310); La Blanca (234); Guadianeja (881); Vista Hermosa (340); Diago,SA: Puente Largo (853 hectáreas) y La Almoraima, SA, de 14.130 hectáreas. El primer gobierno socialista procedió a intervenir la misma, proclamando a los cuatro vientos que las fincas se convertirían en cooperativas agrarias… pero todas, excepto una, fueron, simplemente… puestas a la venta.

 Francisco M. Ruiz Conejero

Politólogo y sindicalista del SAT

Captura de pantalla 2014-10-27 a la(s) 17.19.24

CRÓNICA ASAMBLEA NACIONAL SAT 26-10-2014, en Osuna.

DSC_0712Este domingo 26 de octubre ha tenido lugar en Osuna la Asamblea Nacional del SAT con una amplia representación de los diferentes territorios de Andalucía y con nuestro portavoz nacional Diego Cañamero presente en la mesa que ha presidido la reunión. Aún más se resalta la importancia de la asistencia de hoy si tenemos en cuenta que nuestro sindicato acaba de participar en la movilización “Somos Reales” de este mismo fin de semana  en Asturias convocada por el 22M. Y donde una vez más la militancia del SAT haDSC_0741 recogido la más amplia y diversa admiración por su esfuerzo ejemplar desplazándose miles de kilómetros y realizando al día siguiente varias horas de marcha a pie entrando en columnas en Oviedo hasta el mismo lugar donde se realizó la protesta. Efectivamente, hoy, muchxs compañerxs que habían protagonizado la exitosa movilización de Asturias, con nuestro portavoz nacional a la cabeza, se reunían de nuevo para esta asamblea nacional.

DSC_0745En primer lugar se abordó, una vez más, la situación creada en el territorial de Almería a raíz de las actuaciones públicas y de denuncia contra el sindicato protagonizadas por determinadas personas contra las que se habían tenido que tomar sanciones, tal como se trató en la anterior asamblea nacional. Javier García fue el encargado por parte de la Permanente de presentarnos los puntos clave de un adelanto (unas 30 páginas) de un dossier mucho más amplio (unas 90) donde documentalmente se refleja laDSC_0732 falta de fundamento de las acusaciones vertidas contra la dirección del sindicato. Se repartió a cada unión local un ejemplar de este avance de dossier. El dossier completo se mandará a la afiliación.

Tras el informe de la mesa, y tras varias intervenciones, hubo acuerdo en que esta dura experiencia, al igual que otras, en realidad, son el resultado del propio crecimiento exitoso del sindicato DSC_0767como consecuencia del papel movilizador y de referencia de primer orden que está tomando en los últimos años, que ha posibilitado que entren en el mismo, no ya gente con diversas y legítima opciones político-ideológicas, sino también personas con intereses propios que no dudan en dañar al sindicato. Y para lo cual cuentan (y seguirán contando cada vez más) con la colaboración mediática y de otra índole de este sistema corrupto y en decadencia que necesita adosarnos su podredumbre para limitar nuestraDSC_0718 legitimidad y nuestra fuerza. En este sentido, no hubo dudas de que, contando con más que suficientes canales e instancias para expresar cualquier opinión y problemática que surja, quienes se presten a ensuciar públicamente al sindicato se sitúan fuera del mismo.

En cualquier caso, conscientes pues de que lo que está pasando tiene su “punto de normalidad”, hubo consenso en que tenemos que sacar las lecciones en cuanto a la necesidad de mejorar los mecanismos de resolución de conflictos para atajarlos “en origen” antes de que fuerzas ajenas a los intereses a nuestro sindicato de clase consigan crearnos problemas mayores que nos desgastan y desvían de nuestra atención de las tareas históricas que tenemos por delante en el actual contexto de degradación de la condiciones socio-laborales y de vida de nuestro pueblo. Al respecto, la mesa recordó que el próximo congreso a celebrar el año que viene será una oportunidad para abordar las actualizaciones de tipo organizativo que se requieren.  

DSC_0764Seguidamente se pasó a tratar una serie de propuestas de movilización desde diferentes territorios.

Se comenzó planteando la Marcha a Rota contra la base militar que este año cobra una importancia añadida con el ofrecimiento del gobierno español a los militares yanquis para que la utilicen en su intervención en África con el argumento de la lucha contra el ébola, sin ninguna garantía para la nuestro pueblo ni respeto por su soberanía.

DSC_0713Desde Jaén, concretamente de la U.L de Jódar, llegó la propuesta de ocupación de la finca “La Rueda” ante los centenares de miles de olivos abandonados y que, tras haber sido pasada la tierra al “banco malo”, este a su vez ha transferido su gestión puramente administrativa a terceras empresas. Es el momento de manifestar nuestra determinación a “poner en valor todos esos olivares” en el marco de actual desempleo y ante la imposibilidad siquiera de acceder a cubrir las peonas exigidas. Esta acción sería para realizar alrededor del 20 de noviembre. En posterior intervención se añadió que se podía apoyar con otras parecidas en diferentes lugares.

La siguiente acción posible a realizar que se trató fue la denominada como “expropiación de cosecha” consistente en recoger todas las aceitunas de las veredas reales en la sierra sur de Sevilla, eligiéndose esta zona por disponerse de medios propios de recogida y transporte para llevarla a cabo. Con ello se quiere denunciar los miles y miles de hectáreas improductivas en más de un 80% de propiedades.

DSC_0749A continuación, desde Málaga se propuso darle este año un decidido carácter nacional al 4D (verdadero día de Andalucía, en homenaje a Manuel José García Caparrós, asesinado ese día de 1977). Está por determinar la fecha exacta (podría ser el 6 de diciembre) ya que el 4D coincide en jueves y se quiere asegurar la asistencia desde toda Andalucía, para lo cual se propuso igualmente a consideración que el lema de la convocatoria sea: “Pan, Trabajo y Soberanía”.

Desde Cádiz, concretamente a iniciativa de Castellar y Jimena, se propone la ocupación de La Almoraima para seguir presionando a una Junta de Andalucía que no apuesta por un desarrollo público de la finca. Y desde Granada se informó que el 27 de noviembre hay una marcha del 22M por los Montes Orientales para denunciar la política de las peonás requiriéndose a nuestro portavoz nacional para que 4 o 5 días antes vaya allí para presentar dicha marcha.

Un compañero de la U. L. de Casares informó de que dentro de 2 viernesDSC_0751 habrá una reunión de todas las uniones locales afectadas por la problemática del alcornocal (puesta en valor del corcho).  Dio esta información tras comentar que tanto en Casares como en Ronda y Estepona se están poniendo de acuerdo para abordar los 11 km cuadrados de cañada real en los Montes del Duque con mucho corcho que se mantienen improductivos.

Todas estas propuestas de movilización se añaden a la semana de lucha social del 22M del 24 al 29 de noviembre, donde este último día es el que se ha acordado para hacer coincidir manifestaciones en todas las capitales.

DSC_0722Desde Almería se informó de las actuaciones que se están preparando para responder a los despidos de trabajadores represaliados por denunciar la situación de lxs trabajadorxs inmigrantes. Igualmente se requirió la presencia de nuestro portavoz nacional el 3 o 4 de noviembre en apoyo de las trabajadoras en conflicto con la dirección de Biosol.

Finalmente se anunció que el 30 de octubre se pondrá en marcha la tienda on-line del SAT con variados materiales bajo la gestión de los compañeros de la U.L. de El Puerto de Santa María.

La asamblea terminó con la intervención de nuestro portavoz nacional,DSC_0705 Diego Cañamero, haciendo un resumen de todas las propuestas realizadas, y emplazando a una reunión de la permanente del sindicato para la semana que viene para elaborar un calendario que permita afrontar eficazmente todas estas movilizaciones. También recomendó que no nos volviéramos aDSC_0706 nuestro pueblos sin antes pasar por el puesto que compañeros de Somonte tenían en el patio del local del SAT de Osuna.

Finalizada la asamblea, aún muchxs compañerxs departieron un buen rato en un ambiente de determinación ante las tareas que tiene por delante nuestro sindicato y aún con la satisfacción del ejemplar papel realizado en Asturias.

Salud y poder popular