Solo la clase trabajadora, salva a la clase trabajadora. Víctor Manuel Arias

Para empezar este artículo me gustaría aclarar a los lectores que esta vez no escribo como un activista del movimiento estudiantil, si no que escribo este artículo como hijo de un obrero del metal.

El artículo va dedicado a esos 300 trabajadores y trabajadoras de Elcogas que estas navidades han estado encerrados en su fábrica para recuperar su puesto de trabajo. Puestos de trabajo que solamente les pertenecen a ellos, ya que son ellos los que producen y sacan adelante el trabajo. Pero también me quiero referir a las familias de esos trabajadores que han estado sufriendo al igual que ellos, mientras los responsables de su sufrimiento estaban tranquilamente en casa y disfrutando la navidad, porque la navidad aunque nos cueste asimilarlo también tiene cuestión de clases.

Voy a narrar como hace unos años mi familia también sufrió algo parecido. Cuando yo era pequeño la fábrica de metal donde trabaja mi padre, los empresarios de buenas a primeras decidieron cerrarla y dejar a cerca de 150 trabajadores en la calle. Pero estos no se dieron por vencidos y se lanzaron a luchar por su puesto de trabajo en una incansable lucha que duraría cerca de 6 meses de huelga indefinida. Mi madre me recuerda cuando yo lloraba porque veía muy poco a mi padre, ya que se iba a luchar por el futuro de nuestra familia. Con la inocencia de un niño yo le preguntaba a mi madre que a donde iba mi padre y porque no le veía, ella me respondió; a luchar por tu futuro y el de tu hermana.

Hoy en día yo puedo estar estudiando una carrera, (algo que cada día cuesta más dinero) gracias a la incansable lucha de esos trabajadores que no se rindieron y lucharon por algo que era suyo como es su puesto de trabajo.

Que quiero decir con esto, que la única forma que nos da este sistema cuando amenazan con el cierre de empresas o fabricas, es la unidad de todos los trabajadores y trabajadoras. Porque este gobierno ha aceptado los planes de Europa que nos socaba a la miseria destruyendo poco a poca la industria de este país, para dejar un país que solo sirva para el veraneo de los ricachones.

Desde mi humildad solo os puedo decir que gracias a vuestra constancia en la lucha habéis vuelto a demostrar que los trabajadores unidos somos invencibles, y eso ha consistido en que los 300 guerreros y guerreras que habéis estado encerrados no desistió ninguno, porque debéis seguir luchando para que esa solución no sea temporal sino definitiva. Ya habéis conseguido lo más difícil, porque vuestro futuro está en vuestras manos y no en la de los empresarios como nos hacen creer. Porque primero los trabajadores y no los beneficios, porque para ello somos nosotr@s mayoría.

Conservar vuestro puesto de trabajo luchando es el mejor regalo de navidades que le habéis dado estas navidades a vuestros hijos e hijas, como me lo dio mi padre a mí en su momento. Ese regalo es ni más ni menos que con vuestra lucha les habéis enseñado que luchando es como se consiguen nuestras metas. Porque la única manera que nos queda a los de abajo, a la clase obrera, es la lucha.

Porque la moraleja de la historia de los trabajadores es que; “Solo la clase trabajadora salva a la clase trabajadora”.

Víctor Manuel Arias

http://lamanchaobrera.es/solo-la-clase-trabajadora-salva-a-la-clase-trabajadora/

unnamedRed de corresponsales obrerxs y populares
Envía aquí tus crónicas, informaciones…
elcorresponsalobrerx@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s